Fantasmas tras “El Patio de las Brujas”


Tras Alfredo Cardona Tobón. Recordé este episodio mientras leía a Alfredo Cardona Tobón en su reciente libro “El Patio de las Brujas”. Un compendio de historias y leyendas del viejo Caldas, o del Eje Cafetero colombiano. Rescata conversaciones y memorias en su búsqueda de investigador a personajes, hechos, letras y memorias.   Ha sido miSigue leyendo “Fantasmas tras “El Patio de las Brujas””

Desde el diablo mundo


Desde este diablo imaginado por el artista mexicano Joaquín Eduardo Ruiz y el poema “El Diablo mundo” de José de Espronceda: Sobre una mesa de pintado pinomelancólica luz lanza un quinqué,y un cuarto ni lujoso ni mezquinoa su reflejo pálido se ve.Suenan las doce en el reloj vecinoy el libro cierra que anhelante léun hombreSigue leyendo “Desde el diablo mundo”

Mi mundo comenzó en radio Philips


A mi mundo rural latinoamericano y mestizo llegó lo moderno en un radio Philips, cuatro bandas de sintonía entre una carcasa de baquelita fenólica café, material descubierto en un incidente de laboratorio por Alexander Parkes en 1860, que evolucionó para hacer termoformados que dieron presencia al diseño de los radios caseros con un brillo propio,Sigue leyendo “Mi mundo comenzó en radio Philips”

Acerca de la Venezolana


Me ha escrito Gerónimo Alayón, escritor venezolano, a quien podrás leer en https://jeronimo-alayon.com.ve/ Gracias, Guillermo, por este hermoso poema a las mujeres de mi tierra y por el vídeo sobre Gabriela Pérez al final de la entrada. Eugenio Montejo, un extraordinario poeta venezolano, escribió un poema que te dejo más abajo, y en el queSigue leyendo “Acerca de la Venezolana”

Insignes de Marsella en la Calle del Morro


Las damas de la vida descarriada en la Calle del Morro compartieron felices noches en un ambiente culto con una barahúnda de maestros bohemios iluminados. Tomás Issa llegó a una cantina del El Morro, lugar pecaminoso de Marsella según el sermón de Monseñor Estrada. En una casa cuya entrada iluminaba un farolito rojo estaba suSigue leyendo “Insignes de Marsella en la Calle del Morro”

Alucinaciones desde Morroazul


En la loma del Morroazul de Apía el viento se metía en mis oídos, en el viajaban seres diminutos, se introducían a mis oídos y penetraban al viaje que circula en mi cabeza y buscaban el flujo lacrimal que protege mis ojos. Un animado viento con choques contra el suelo bajo rayos de sol, empujaba lasSigue leyendo “Alucinaciones desde Morroazul”

Viento y embrujos


Un pasaje de Tacaloa. Narrativa de Guillermo Gamba Diana Sánchez descifró mi genealogía de Rodrigo Buitrago en las memorias transcritas con letras cifradas, como una alineación de hormigas, sobre un manuscrito en papel arañado. Lo descubrió en un documento abandonado en la biblioteca de un caserío descaminado entre los olores azufrados del vapor de unSigue leyendo “Viento y embrujos”

A las palabras de una mujer


Yo iba hacia adelante y me hubiese quedado aquí.Interés por mí mismo, mi narcisismo y mitos.Y mi fijeza en ella. Conexión íntima al tiempo detenido, perpetuo y momentáneo.Me detengo y su vibración me orientaY hace entender mi inconformismo. El cristianismo me enseñó el examen de concienciay no me satisface sin la críticafrente a mí mismoSigue leyendo “A las palabras de una mujer”

Mi bestiario


Cucho el perro de mi casa en Chinchiná era un lanchán, langaruto chandoso parecía, aunque me arrastró como si fuera un mastodonte hacia la basílica de la Señora de las Mercedes en busca de doña Isabel, vecina que lo mimaba y daba caldo con desperdicios y arepa trasnochada y mientras ella terminaba la oración, seSigue leyendo “Mi bestiario”

Años que canto: controversias en Apia del Siglo XX


Fotografías antiguas de Apia en internet, insignes y políticos, recordé contradicciones entre educadores influyentes en el siglo XX. Reconocí a Gabriel Rojas Morales, insigne y cauteloso como rector del Colegio Santo Tomás de Aquino, un promotor del progreso, jamás un buen educador por dos razones, no recibió una educación avanzada para su época, fue maestroSigue leyendo “Años que canto: controversias en Apia del Siglo XX”

Un fantasma en la casa de Lita


Imagínate aquel día en Marsella a mitad del siglo XX. Del año y el dia no sabemos, al tiempo se lo tragó el fantasma. 5 A.m. Madrugó Lita y preparó agua panela, café, arepas redondas y mantequilla. Regresa a cama. Toma la sábana y escucha que su hermana se levantó y entró al baño. EstáSigue leyendo “Un fantasma en la casa de Lita”

Momentos felices, Gabriel Celaya


Originalmente publicado en La canción de la sirena:
  Cuando llueve, y reviso mis papeles, y acabo tirando todo al fuego: poemas incompletos, pagarés no pagados, cartas de amigos muertos, fotografías, besos guardados en un libro, renuncio al peso muerto de mi terco pasado, soy fúlgido, engrandezco justo en cuanto me niego, y así…