En Central Aguirre


En este poblado he visto al viejo Camelo cuando apaga los faroles de la calle y termina su trabajo, me concentro en ruidos de trenes que salían al puerto con azúcar, veo abajo un par de enamorados que saludan el amanecer sentados en la puerta del viejo animal de acero.