Hoy he encontrado este poema de Mabel, es un canto al no creer y afirmación en el creer absurdo que nos genera una posición auténtica en contra de la cultura con la que quisieron domesticarnos, como lo hacía Monseñor Estrada con los mineros de Marsella.

Echémonos bendiciones y al mismo tiempo reneguemos de las cruces para despedir y enviar a la nada los recuerdos más sagrados, las vidas que hicieron nuestra vida. Eso es vida actual y rebeldía infinita e incomprensible.

Mabel en papel

Le diré a mamá que profano contra sus
creencias, que ya no creo en una cruz,
los códigos de la pantalla me repudian
hasta el vomito del pensamiento. Le diré
a tu ausencia que me desgarre las palabras
porque ya no creo en la figura que se muestra
al decir tu nombre. Blasfemo contra la blasfemia.
La puerta me habla. Me dice que baje
mi cuerpo y salga a bailar. La puerta me
invita a ser libre, a morir. Libérate de mí,
no quiero verte sufrir. Libérate de mí, ya
no podré llevar el peso de tus miedos. Pero
antes de irte, dime que me quieres, bésame
hasta que reviva y luego vete. Vete para no
regresar. He comenzado a orar para que sea
así. Yo no soy una persona de fe. Le diré a mamá que ya no creo en
el olvido, que juro en hebreo la ausencia.

Con…

Ver la entrada original 6 palabras más

Anuncios