Lecciones de liberalismo: “El liberalismo no está en el negocio de promocionar el individualismo como conducta ni forma de vida. Tampoco ignora la importancia de instituciones sociales como la familia (tradicional) o culturales como la nación. Entiende que, para la mayoría de la gente, éstos son elementos centrales de su idea de la vida buena. Pero no para todos. He ahí la razón de ser del liberalismo: que la minoría reciba igual respeto. De ahí la necesidad de una teoría de justificación pública. Aquella requiere una metodología de adjudicación justa de los desacuerdos, de una metodología imparcial a las partes en conflicto”.

POLITICA PARA PRINCIPIANTES

por Cristóbal Bellolio (publicada en El Mostrador el 15 de marzo de 2017)

Con ocasión del lanzamiento del programa de gobierno de Felipe Kast, el académico y columnista Daniel Mansuy comentó acerca de la fibra liberal que recorría el texto. Entre otras cosas, se preguntó por la ausencia de conceptos como nación y familia. Sostuvo que el individualismo paradigmático del pensamiento liberal era problemático de conjugar con la idea de vivir en comunidad. Más aún, que un liberalismo de esas características difícilmente servía para elaborar un proyecto genuinamente político. Tuvo respuesta en la pluma de Ignacio Briones, cerebro programático de Evópoli. Según Briones, el individualismo normativo que impregna al liberalismo expresa justamente una convicción política acerca del igual valor moral de las personas, lo que se traduce en respetar distintos proyectos de vida. En ese sentido, esboza la noción de neutralidad liberal.

El debate es interesante por dos cosas. Primero…

Ver la entrada original 1.249 palabras más

Anuncios