botero-3043-652x493 (1)

Boterosutra – Fernando Botero

 

Este ayuno mío de viernes de cuaresma te convoca
carencia que progresa poco a poco y quiere llenar tu ausencia
desplaza hacia el destierro la profunda eternidad de los creyentes
no me aniquila el tiempo de quererte en amor fugaz y ardiente.

Quiero un manjar que me llene de energía para festejarte.

Feliz fugacidad apasionada que acorta infinitudes
Te siento ardiente como Santa Teresa en sus ayunos
me confundo y medito con su temperatura espiritual
me relajo en sabor a sexo que se escurre en mi lengua
y no es dios a quien deseo, tengo gula de ti bajo tus bragas.

Quiero un licor que me pervierta hacia los inventos eróticos.

No encuentro oraciones de ayuno y abstinencia
No me pesan las culpas de los salmos
Ni me calma la pasión por el todo poderoso
Poderoso tu aliento y tu fragancia
Y poderoso el dios creador de este soplo de apetito por ti.

 

Quiero bebida espiritosa que lleve a tus dominios y ayude a negociar poderes mutuos por complacernos

Reniego de la sopa con Mafalda
Y las materias morales arregladas
soy reino animal, reino de reinos
adorador hambriento de tu erotismo
con gula de tus placeres como manjar perfecto.

Quiero el postre sagrado de tus besos con animosidad que me acompañe en el mar tenebroso de los días hasta cuando vuelva a estar contigo.

Bocadito sensitivo para besos masticantes
beso goloso norte a sur con sol que caliente mis afanes
beso fresco con hielo del norte, sin el alcanfor de seminario que me apague
Y contenido aliento que clama tus calores y ardores celestiales.

boterosutra_03

Boterosutra de Fernando Botero

 

Aquí fabla del pecado de la gula

Archipietre de Hita
Juan Ruiz Arcipreste de Hita
(1234 – 1351)
libro-de-buen-amor-arcipreste-de-hitaEscrito hacia 1328

 

 Del libro del Buen Amor
La golosina tienes, goloso laminero,
 querríes a quantas veçes gostarlas tú primero,
 enfrasquesçes, pecado, eres grand venternero,
 por cobrar la tu fuerza, eres lobo carniçero.
 Desque te conoçí, nunca te vi ayunar,
 almuerças de mañana, non pierdas la yantar,
 sin mesura meriendas, mejor quieres çenar,
 si tienes qué, o puedes, a la noche çaherar.
 Con la mucha vianda e vino creçe la frema,
 duermes con tu amiga, afógate postema,
 liévate el diablo, en el infierno te quema,
 tú dises al garçón, que coma bien y non tema.
 Adán el nuestro padre por gula e tragonía,
 porque comió del fruto que comer non debía,
 echole del paraíso Dios en aquese día,
 por ello en el infierno desque morió yasía.
 Mató la golosina muchos en el desierto
 de los más mejores que y eran por çierto,
 el profeta lo dise esto que te refierto:
 por comer e tragar siempre estás boca abierto.
 Feçiste por la gula a Lot, noble burgués,
 beber tanto que yogó con sus fijas; pues ves
 a faser tu forniçio; ca do mucho vino es,
 luego es la loxuria, et todo mal después.
 Muerte muy rebatada trahe la golosina
 al cuerpo muy goloso e al alma mesquina;
 d'esto ay muchas fablas e estorias paladina;
 desírtelo he más breve por te enviar ayna.
 

 

Anuncios