Etiquetas

, , , , , ,

El gobierno colombiano adelanta un proceso de negociaciones de paz con las Farc, las actitudes que promueven los intelectuales de la paz desembocan a que los colombianos asumamos actitudes de “perdón y olvido”. Que fácil es decirlo para quien no ha sido víctima del miedo en la violencia, hay víctimas de la violencia que no pasaron por el miedo, las malas noticias les llegaron, las vivieron y las sufrieron con buena compañía y atención psicosocial.

Un asunto importante para la felicidad es la ausencia de miedo, así como la belleza es ausencia de mutaciones lesivas que delaten la mala salud. Eduardo Punset escribe: “La conciencia es un hilo incesante de repeticiones de lo anterior, a lo largo de toda una vida modelada por emociones que cabalgan de inmediato sobre nuestra percepción”. El dirigente comunista francés Maurice Thorez decía: “hay que colocarse por delante de las masas, pero no demasiado adelantado para no encontrarse solo y gesticulando”.   

Imagen1

Tiempos igual miedo

El miedo habita en mí,

vigilo sus ruidos misteriosos,

nada me calma ni sosiega.

Miedo y miedo, golpe a golpe

miedo inefable, gota y bala

ruido de miedo aplasta mis ojos.

 

Quiero olvidar, no olvido

  Horrores fratricidas, noches de grito desgarrado

los búhos contemplaban las tristezas de la luna

llegaron los violentos y arrancaron la puerta

profanaron las flores y helechos del patio con patadas,

soltaron amenazas, quemaron nuestras cosas y los sueños.

 

No olvido la pared que mancharon con sangre

el violín con la música de tangos y sombras en la esquina

llegaban los jinetes, cabalga muerte en calle de Marsella

Calle larga empedrada con llanto de niño a medianoche

sordina del jazz triste, sexo con miedo en mi cuerpo.

 

[001851]

Perdimos y sangramos

Miedos generacionales

ojos abiertos que transforman

Siglo veinte cambalache

espina y rosa en pianola de bar

Copa y labios. No puedo

no sé cómo  sellar aquella puerta.

 

La estructura del tiempo hacia el olvido es sofoco enrojecido.

Esto quiso tu suerte muchacho, lengua suelta vete al piso

mano furtiva equivocada en gatillo con gemidos de loco

no  sé desprogramar este barullo en los circuitos del miedo.

 

Emociones gravadas y azarosas, flores caídas que perduran

no las decodifica mi pensamiento lógico, nube blanca y cruces

ni la sonrisa de la chica loca y bella, sola y sol, vacío de colores

emociones sin tiple, azarosas y aleatorias, ilusión de estar vivo

ataduras de miedo sin olvido que tiñeron mis circuitos cerebrales

Perdida luz de estrellas en agujero negro, noche confusa muchacho

 [025193]

Cómo asumir mis decisiones de perdón con esas emociones

Ese atajo es un canto a un sendero de culebras siderales

Martillos con chispas que marcaron mi inteligencia cognitiva

Emociones cifradas que agrietaron la fuerza que pervive

 

Las siento con música y tambores, tendré felicidad si las olvido

llave de mi felicidad es mi mala memoria, quiero el rock en pianola

emociones grabadas en disco de acetato y aguja de victrola

y no sé desprogramar esa tormenta con canciones de despecho

todo tiene su tiempo, pensamiento desnudo sin ojos y sin pétalos

mariposas oscuras detrás de vientos vagos con destino perdido.

La casa de mis miedos en mi noche más triste de Marsella.

La casa de mis miedos en mi noche más triste de Marsella.

Anuncios