Etiquetas

, , , ,

Año 1949 en Marsella. Perseguían a liberales los conservadores, esa enemistad entre bandos políticos que generó la violencia en Colombia. Uno de los primeros asesinados era de la lista que enviaron desde Manizales, la manejaban Jorge Rico y alguien a quien llamaban Pate Palo. El muerto fue un cantinero a quien apodaban “Gusano”. Sus amigos y su familia lo velaron y  trasladaron a la iglesia; tuvieron inconveniente, los de la sotana le negaron la ceremonia fúnebre. Adujeron: —Era un personaje libertino, jamás frecuentó la casa del señor, visitó prostitutas, alcahueteaba el juego y era ateo, como varios de esos Gamba —.

Sotana y sobrepelliz

Ante esto, un primo del difunto de apellido Vera, retirado hacía unos meses del seminario de Manizales, quien vino desde Neira al entierro, fue a su casa y trajo unas vestimentas sacerdotales que aún tenía, se colocó la sotana y la sobrepelliz blanca;  y así,  con un porte de oficiante, ordenó llevar el féretro con “Gusano” a la entrada de la iglesia, le cantó y rezó con la familia, celebró el ritual de los difuntos y presidió el desfile fúnebre desde el atrio a la Calle real, normal todo hasta el Cementerio Laico. Así sepultaron a “Gusano”.

Días después, aconteció el asesinato de Rosendo Vera, hermano de mi abuela María del Carmen, lo apuñalaron cerca a su casa en camino al paraje de Manga Bonita, lo atajaron y asesinaron, regresaba de Marsella con remedios para su hijo Diego Vera, su niño estaba con bronconeumonía. Los matones también le hicieron un corte en la garganta y le sacaron su lengua, la envolvieron, desfilaron por la plaza y la mostraron  como trofeo en los bares. En la cantinas, una a una hasta el final de la Calle la Rioja, levantaron la lengua de Rosendo como galardón, golpeaban con esta las mesas para pedir licor; y colocada ahí, brindaban, también en los bares de Marsella invitaban a los parroquianos con aguardiente, —celebremos, comienza la limpieza, vamos a matar a  todos los liberales—.

LosYungas1

Cruz en Las Yungas – Bolivia

Rosendo en la víspera de las votaciones, noviembre 28 de 1949, el 29 fue electo Laureano Gómez como presidente de Colombia, se negó a entregarles la cédula; y más aún, se negó a votar a la fuerza con ellos, lo amenazaron, lo aporrearon, lo llevaron preso y se les envalentonó, los desafió con temeridad, le quitó el machete a uno y lo rastrillo contra chambranas en la casa de un conservador, estaba tan furioso y decidido que no pudieron encerrarlo, tampoco lo mataron ahí porque se reunió mucha gente. —Atrévanse a llevarme amarrado hideputas—.

Laureano Eleuterio Gómez Castro fue electo presidente, era candidato único con 1.140.122 votos, los otros votos apenas fueron 23, porque el aspirante Liberal Darío Echandía había retirado su candidatura por falta de garantías, sus copartidarios no asistieron a la urna y muchos de ellos fueron obligados a sufragar bajo amenaza. Votos totales 1.140.646,  501 votos nulos. 

Años después contó mi padre: “—Un día antes, volvieron a buscarme Jorge Rico y Chuchi Sierra: —Mañana a las once, ustedes se me presentan, se irán luego al jurado de votación en la mesa que les señalemos—.  Marcos Giraldo,  uno de los que llamaban “Los Tigres”, inmediatamente después de cuando ellos salieron me dijo: —No Juan, ¿Cómo vamos a hacer eso? vayámonos de aquí—. Nos perdimos de inmediato, notamos dos personajes que nos seguían y había otro que como que nos estaba posteando. Nos metimos por entre los solares, pasamos las dos quebradas y llegamos al camino hacia el río San Francisco donde él tenía el caballo. —Súbase Juan—, yo iba al anca. Cuando íbamos más allá de la salida del cementerio nos encontramos al difunto Evelio Henao: —Piérdase hombre, le dijimos—, no nos hizo caso y se acorraló en su casa. Esa noche fueron por él, lo encerraron en la cárcel y lo llevaron temprano, hasta amarrado, a votar.  Y a Tulio Cruz también le obligaron a votar a la brava”. 

Contaba. “—Por donde está el paso de la quebrada mataron a Gonzalo Morales, hermano de Senito, él me quería mucho a mí.  Luego Chuchi Sierra y Pate Palo, llevaron preso a Tulio Henao, el suegro de Gildardo Giraldo. Después nos contó: —vea hombre Juan, me hicieron votar a la brava por Laureano Gómez— Y yo le dije: —pendejo Usted, ¿Por qué no se voló el día antes? 

—Ese día del entierro de Rosendo Vera, mi tío, contaba nuestro padre, no dejaron asistir a la familia. “—La chusma lo cargó por la Calle Real y le hicieron el entierro. A los familiares que llegaron desde Manizales, Villamaría, El Congal, Naranjal  y Chinchiná, no les dejaron pasar del paraje de la virgen de La Rioja; yo tuve que presenciar esas cosas, estaba parado en la puerta de la tienda, esa del local que le vendí a don Antonio Martínez por mil pesos: iban Jorge Rico, Patepalo, Guillermo Noreña, Edgardo Morales. Raimundo los miraba desde el café de Peláez, estaba muy contento y le pegó de la alegría un planazo a la puerta de mi tienda;  y,  yo le dije: —hijueputa, muy contento porque mataron a mi tío—, me contestó —ahora seguís vos también”.

elfuneral EL FUNERAL The Funeral)

Película estrenada entre 1995-1997

Dirección: Abel Ferrara. 1996. EE.UU. Color

Intérpretes: Christopher Walken (Ray Tempio), Vincent Gallo (Chez Tempio), Isabella Rossellini(Clara Tempio), Benicio Del Toro (Gaspare), Chris Penn Chez Tempio), Annabella Sciorra (Jean),Gretchen Mol (Helen)

Es la historia de la familia Tempio, un clan mafioso dirigido por tres ambiciosos hermanos. Cuando comienza la película toda la familia está reunida para asistir al funeral de Johnny (Benicio del Toro), el hermano menor, supuestamente asesinado por la familia Spoglia. Ante su ataúd, sus dos hermanos mayores, Ray y Chez, dos hombres torturados por su violento pasado claman venganza. La vendetta ha comenzado y nadie está libre.

Anuncios