Etiquetas

, , , , , , , , , , ,

Pueblo Arrastrao

Pueblo Arrastrao – obra de Guillermo Gamba – Taraxia

Lunes:

Escucho en la radio una noticia sobre loros. La Contralora General de Colombia debe afrontar una querella con su vecindario por el parloteo de sus animalitos, su familia y sus guardaespaldas. Es chisme de la mañana. La vecina más ofendida dice: quien más grita es un loro zurdo de la izquierda chavista de Petro; sobre todo, cuando se agarra con otro que padece las ideas godas del Procurador.
La otra vecina la defiende: —hace 4 años que la Contralora compro un Yaco,  la primera semana se pasó a mi casa y estuvo sólo conmigo, yo estuve asustada, el animalejo chillaba cuando se me subía mi marido, se ponía aletoso. Tres días  y el loro se adapto, hasta vi que sentía pasión por mi marido y el genero masculino, lelo miraba el armamento sexual de los guardaespaldas de la Contralora.   Ella nos lo reclamó de buena manera pero la picoteó y le dañó el peinado. Yo le adoro, a veces se pasa y le meto en la cabeza cosas,  todo lo que habla se lo he enseñado, es un loro sabiondo en palabras eróticas y lenguaje parlamentario.

Martes

Vecinas comentan que la Contralora tuvo un sueño verde, le salían loros verdes de todos lados, la perseguían, pero no le atacaban, simplemente le buscaban, le acosaban, salían hasta debajo de las sábanas. Hasta le apareció un loro revolucionario, medio rojizo y copetón. Le hablaba de las enfermedades de Chávez y los programas de aseo de la ciudad capital de Bogotá. Ese si le dio tranquilidad, hasta se puso a charlar con él y; como no era suyo, le pedía si podía averiguar confidencialidades, por ejemplo si le iban a parar bolas en el congreso y si el Ministro de hacienda le iba a girar la plata para aumentar la nómina.
Esa misma noche, en el vecindario de la Contralora  todo ser viviente soñó con loros. Se veían enfrentados con ella en su querella en Inspección de Policía. Amanecieron indispuestos porque ver un loro en sueños representa chismes. Los mensajes del chismorreo se transmiten telepáticamente entre distintos sujetos que sueñan,  son tan repetitivos que se burlan unos de otros y se forma una furrusca brava.  La más enojada con ella, era una sujeta que deliró con el loro azul de la mamá de la Contralora,   la miraba metido entre un aguacero, tiritaba y  le hablaba cosas vulgares y con las plumas crespas.… Se enojó porque le dijeron: ese sueño representa tus propias características físicas, tus deseos primitivos y tu naturaleza sexual, eres una gripa disfuncional.

Miércoles:

En la radio comentan los líos de la Contralora con sus vecinos y entrevistaron a un científico social, dijo: —Este es el mundo de las ciudades de hoy, todas son cada vez más parecidas entre sí, en Brasil, La china, cualquier lugar del planeta. El mundo natural de las aves desaparece, sus ecosistemas nativos apenas estarán en páginas de Internet,  los cultivos y formas de vida natural pierden su identidad. Es el poder homogeneizador de la globalización que aplana el paisaje y genera otros territorios llenos de tensiones ecológicas, ambientales y culturales.  Ese mundo de los sueños de los vecinos y la Contralora es un submundo que participa en las ondas multiculturales y oníricas—.
Eso mismo, en palabras más claras, lo dice una periodista que comenta en otro de esos espacios de banalidades. —No sé por qué un asunto como este moviliza científicos, dirigentes y actores comunitarios que se unen en distintos puntos del mundo en torno a la búsqueda de alternativas al modelo de vida vigente en las ciudades—.

Jueves

Dicen que la corporación autónoma que defiende el medio ambiente y el ecosistema de las aves, ha enviado instrucciones a la Contralora, sus ornitólogos le dicen que debe trasladar sus loros a un medio más natural, sea en la selva, una finca de los llanos o una propiedad recreacional que tenga un “loródromo”. Unas instalaciones donde sus loras y loros puedan reunirse con otros a charlar,  porque estas aves comparten dos características con los humanos: cerebro grande, en comparación con su masa corporal, y tiempo de crianza largo, sus crías dependen de sus padres para que los polluelos aumenten sus oportunidades de aprender las cosas de sus progenitores. Eso requiere una instalación con andamios, subideros, trepaderas, tomas de agua, postes donde puedan picar para endurecer el pico y veinticinco cosas más.  Dan una explicación evolutiva que no se puede perder para que los animalitos de la Contralora,  por ser de la más alta clase social, no disminuyan sus  capacidades para moverse en los viajes y entre grandes grupos de loros, que perciban sus voces entre la multitud, para que el padre y la madre tengan un modo eficaz de avisar a sus crías sobre el peligro, las componendas políticas y las negociaciones de paz. Algo no muy distinto al recurso de padres y madres humanos cuando llaman por su nombre a sus hijos pequeños cuando están en medio de una muchedumbre infantil y no logran localizarlos con la vista.
Yo mejor pienso en Macario, el loro del Padre Hernandez en Apía, que rezaba con él su rosario de la tarde, le pasaba las hojas al libro de los maitines y los laudes, contestaba letanías, bailaba rock y tenía una pareja que se llamaba Anastasia. Y, desde luego, me siento como un  loro después de oír estas noticias y acabo estresado. El cura párroco lo mandó para una finca después de cuando lo hizo quedar mal porque mentó la madre delante del señor obispo.

Viernes

Habla otro científico sobre los loros y la Contralora  —En la antigüedad se conocía la capacidad de imitación del lenguaje humano que desarrollan los loros. Expresivos y de voz fuerte, llegaban a articular palabras o frases aprendidas. Sin embargo, en aquel entonces se pensaba que era una actividad repetitiva y no le daban la importancia que se le da hoy en día. El mejor imitador que existe es el Miná del Himalaya, que aprende gran cantidad de palabras e imita en cualquier lugar y momento. Los papagayos por el contrario, hablan en los lugares dónde se sienten seguros. De entre las psitácidas, es notable y rey el Yaco o Loro Gris Africano. A partir del año de edad, estos loros de gran tamaño parlotean sin parar; primero repitiendo algunos sonidos, y luego reproduciendo frases enteras. Los loros de la Contralora están por clasificar porque generan ensoñaciones y tienen otras complejidades que la hacen pelearse con los vecinos.

 

El científico aconseja estudiar las conductas anormales de los loros de la Contralora,  es un primer paso imprescindible para deducir las causas del malestar de sus vecinos e idear maneras de mejorar su bienestar, tanto en el caso de los animales como de todo aquel vecindario.  Pide observar si la conducta anormal de los loros es causada de la misma manera que en los humanos, por el chismorreo entre vecinas aletosas, entonces podemos tener un nuevo rango completo de modelos animales para estudiar en contraste con las alteraciones mentales humanas.

 

Piden mirar las conductas anómalas de los loros, la repetición constante de gestos sin sentido o movimientos llamados estereotipos. Eso también en los vecinos. La otra, es una repetición de una conducta compleja inadecuada que normalmente tendría una meta específica, como el picoteo de las plumas y el contra fuego entre los lenguajes humanos. No vaya y hayan puños.
En la noche soy quien sueña con loros. Me ha pasado lo mismo que al vecindario de la Contralora,  solo que en mi sueño, no solo me buscaban, me acosaban, me decían piropos, me nalgueaban, me mandaban e-mails y toda clase de porno, ¡¡fue horrible!!

 

Amanece y una vecina me dice: si soñaste con un loro rojo, esa es tu esperanza en alguien que te apoya, si es lora orejiamarilla, ¡cuídate de vecinas nalgonas! 
Anuncios