Etiquetas

, , ,

Rubern Dariuo

Llovía y subías hacia la Línea

entre neblinas pedaleabas,

colinas, nevado, mañana fría,

por el cañón ya te alcanzaban,

con el tezón llegó la meta

y corazones estremecidos.


En otros años hablan de ti,

Pereira madre te recordaba:

“Salve a la gloria de mis heroicos,

y buenos hijos que con amor,

me hicieron grande me dieron gloria”.

Y llegó tu meta e Ikú te lleva

en bicicleta con tus amigos,

y ya muy pocos te recordamos.

Rubén Darío Gómez

Rubén Dario Gómez. “El Tigrillo de Pereira”

Anuncios